Las cámaras réflex

Las cámaras réflex son una de las muestras de las mejores herramientas para realizar todo tipo de fotografías con una calidad superior, asemejándose al resultado de los fotógrafos profesionales. Muchas de las personas que la compran se vuelven adictos a su uso, sorprendiéndose por los resultados que generan, guardando tus paisajes, miradas o imágenes predilectas.

Cámara réflex  Canon EOS 7d
Cámara réflex Canon EOS 7d

Hay diversos trucos para poder crear fotos que impacten, entre ellos utilizar la máquina en modo manual, con la ISO también en el mismo modo, tan sólo de esta manera generarás mucho más control sobre tu arte fotográfico. Cuando necesites un resultado espectacular podrás pasar al modo en Av y Tv, sobre todo para fotografiar eventos. Sabiendo utilizar la exposición así como la sensibilidad y la velocidad de apertura, lograrás crear el comienzo más idóneo para realizar tus primeras fotos. El enfoque y evitar el uso del flash serán otro de los elementos más importantes a considerar para comenzar a ser un buen fotógrafo/a. Otro buen truco es que edites desde un formato RAW y JPG, siendo estos dos últimos los más fáciles para pasar por tratamientos fotográficos en caso de las fotos lo requieran.

¿Qué es una cámara réflex?

Las cámaras réflex, son un tipo de cámaras digitales, que también se reconocen por las siglas de DSRL, se distinguen de los demás modelos de cámaras porque poseen un visor réflex que hace que la imagen se vea sin ningún tipo de retardo a través del visor. Sus sensores CCD o CMOS, hacen que el tamaño de las fotos muestre la mejor de las calidades artísticas. Estos modelos almacenan toda la información gráfica en sus tarjetas de memoria siendo modelos en los que se pueden insertar todo tipo de objetivos. La única diferencia con otros dispositivos es que no se podrá grabar vídeos, pero en fotografía funcionará al 100% de rendimiento.

¿De qué se compone una cámara réflex?

Las cámaras réflex poseen diferentes partes, entre ellas un cuerpo y un objetivo que hacen posible que la cámara funcione en su parte óptica. Viendo la cámara desde una parte frontal encontrarás el objetivo, el botón de disparo, el botón de liberación de los objetivos, las ruedas de control (que se utilizan para cambiar los parámetros de la cámara), el receptor de control remoto, los conectores externos para flash y un sensor de balance de blancos. En la parte de atrás de la cámara, al girarla, podrás ver un visor óptico (en donde irán apareciendo las informaciones de la toma y sus características principales) en la parte trasera de la máquina también se encontrará el monitor LCD o la pantalla en donde podrás visualizar la toma ya realizada o ajustar los parámetros que necesites antes de darle al botón de disparo. También encontrarás la rueda de control, el botón de encendido, la ranura de las tarjetas de memoria, el botón de reproducción de las imágenes, el dial de control y el botón de estabilización de la imagen.

En la zona superior de la cámara, encontrarás más botones de programación así como una pantalla secundaria que te permitirá un manejo mucho más óptimo de los parámetros de la imagen. Aquí, en esta zona, también podrás ver la zapata para flash externo y el sistema de fijación de la correa.